Preguntas frecuentes
Blog Ingresar

Registro de conducir: qué necesitás para sacarlo

Compartir artículo
14 julio, 2022
Recomendaciones

Un momento de pasaje a la adultez, un signo de empoderamiento personal, una puerta a mayor libertad. Sin importar tu edad o los motivos que te animaron a aprender a manejar, sacar el primer registro de conducir es un hito importante que puede despertar nervios, dudas y preguntas. Para ayudarte a responder algunas de ellas y llegar más tranquilo al examen, te ofrecemos información clave que precisás conocer.

El ABC de la Licencia Nacional de Conducir

Para poder manejar un vehículo particular o profesional, es necesario obtener la Licencia Nacional de Conducir (LNC), un documento único que, como establece la Ley 24.449, cada jurisdicción otorga para habilitar legalmente a hacerlo. Ésta permite conducir en todas las calles y caminos del territorio argentino, así como también en aquellos países suscriptos a la convención de Ginebra de 1949. Es decir, posibilita, por ejemplo, manejar un coche alquilado durante un viaje internacional. 

Pero, obtener la LNC no es tan sencillo como simplemente aprender a manejar y solicitar su expedición. En primer lugar, es necesario contar con la edad mínima correspondiente a la clase de licencia que se quiere pedir: 16 años para la A, 17 para la B y la G, y 21 para todas las restantes (C, D, E) distintas de la F, que es aquella que se tramita para conducir vehículos adaptados en caso de discapacidad. Es necesario tener presente que, para poder conducir, los menores de 18 años deben tener la autorización de su padre, madre o tutor. 

Por otro lado, es un requisito necesario saber leer y, para las clases de licencia C, D y E, que habilitan a manejar vehículos de grandes dimensiones o con pasajeros, saber además, escribir. Asimismo, al momento de tramitar la licencia es solicitado el DNI original y una copia y, a quienes gestionan la clase D, se pide también, un certificado de antecedentes penales.

Si bien estas son las condiciones generales para sacar la LNC, hay que tener presente que cada municipio puede tener distintos o más requisitos, que se agregan a los mencionados.

Así como el registro de conducir, es preciso contar con otra documentación obligatoria al momento de circular en coche por Argentina. Conoce cuál.  

Tengo los requisitos. ¿Y ahora?  

Antes de asistir a un centro emisor a tramitar el registro de conducir, hay que completar y abonar la solicitud en línea del Certificado Nacional de Antecedentes de Tránsito (CENAT). Al reunir la información suministrada por todos los organismos nacionales, provinciales, municipales y de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, éste verifica si se posee algún impedimento para conducir; por ejemplo, por inhabilitaciones penales. 

Por otra parte, es preciso completar de manera virtual, el Curso Nacional de Educación Vial, que tiene por objetivo transmitir actitudes y comportamientos seguros para la prevención de accidentes y el cuidado del bienestar psicofísico propio y de los demás, en situaciones de tránsito. La formación está dividida en once módulos en los que se explican los principales contenidos establecidos por las leyes, tales como la señalética, los elementos de seguridad del vehículo y las reglas para manejar de forma eficiente. 

Una vez finalizados los módulos, el sistema permite imprimir un comprobante que debe ser presentado al momento de tramitar la licencia. Además, ofrece un test opcional con el que se pueden corroborar los conocimientos adquiridos. 

¡A ponerse a prueba! 

Así como los requisitos mencionados, para sacar el registro de conducir es necesario rendir y aprobar una serie de exámenes, previa solicitud de un turno en el municipio que figura en el DNI:

Examen psicofísico, en el que se determinan la capacidad visual, auditiva, de reacción y percepción, así como la aptitud mental para conducir.

Examen teórico. Mediante 30 preguntas de opción múltiple para responder en un máximo de 45 minutos, se evalúan conocimientos sobre ética ciudadana, conducción, señalamiento y legislación. Es obligatorio y eliminatorio.

Examen práctico de conducción. Se proponen diversas pruebas para examinar la capacidad para realizar maniobras en zigzag y para estacionar, entre otras habilidades.

Prepararte con tiempo puede ayudarte a obtener tu registro de conducir. Una vez que cuentes con éste, y antes de empezar a circular en tu propio vehículo, es fundamental que dispongas de un seguro que te brinde confianza y seguridad. Podés conseguirlo de manera simple aquí, y con asesoramiento profesional. 

Suscribite a nuestro blog

Path-4